La Cubanidad embotellada ! Ron Havana Club

Empecemos por el principio, por su materia prima: la caña de azúcar.

c2-planta

Originaria de Nueva Guinea. Los antiguos navegantes la llevaron a India, desde donde se extendió a China y a otras regiones de Oriente. Esto sucedió alrededor del año 4,500 a. C.

Mucho tiempo después, en el año 642 a. C. los persas invadieron la India, de la que adoptaron el cultivo de la caña. Por el año 510 a.C. los soldados del rey persa Darío se referían a ella como esa caña que da miel sin necesidad de abejas.

Su cultivo se siguió extendiendo: en el siglo VII d. C. los árabes conquistaron lo que fue Persia y, tan aficionados al dulce, llevaron el azúcar a otro de sus territorios conquistados: el norte de África y fue ahí donde los químicos egipcios perfeccionaron su procesamiento y la empezaron a refinar.

El azúcar llegó a Europa en la Edad Media, donde se usó para condimentar toda clase de alimentos. Los boticarios la utilizaron en la preparación de pócimas y medicinas, además, la recomendaban para curar toda clase de males, incluido el mal de amor.

Las historias de la caña de azúcar y su etéreo descendiente –el auténtico ron cubano– están íntimamente asociadas con las leyendas de la nación cubana, con su campiña, su cultura, su música y su espíritu.

Introducida por primera vez por Cristóbal Colón en cuba (1493) por tener un clima caribeño favorable a su crecimiento, a  Cuba se la conoce como la “Isla del ron” gracias a la caña de azúcar famosa en el mundo entero.

Los marineros, los aventureros y los habitantes de Cuba solían usar esta excepcional caña de azúcar para elaborar un jugo fermentado y la “tafia” (el antepasado del ron).

Historia-del-azucar

La calidad mejoró radicalmente a partir de 1800 con la introducción de alambiques de cobre y con los primeros intentos de envejecimiento. Estas innovaciones se las debemos a Pedro Diago, conocido como el padre del ron cubano, quien tuvo la idea de almacenar los aguardientes en tinajones de barro enterrados.

La segunda mitad del siglo XIX vio nacer la producción de un ron más ligero y refinado, conocido como “ron superior“. Este ron fue desarrollado a instancias de la Corona de España, que quería un ron más delicado capaz de satisfacer el paladar de los miembros de la Corte y las élites del Imperio. El Ron Superior es el padre del ron cubano actual: ligero, suave, delicado, seco y excepcional, tanto si se bebe sólo como en cóctel. Su popularidad fue tal que en 1860 ya había más de 1.000 destilerías en Cuba.

A pesar de que Cuba cuenta con un clima privilegiado y un suelo extraordinariamente fértil que contribuyen a producir una de las mejores cañas de azúcar del mundo, Havana Club sólo selecciona las mejores melazas frescas o “mieles” (denominadas literalmente “honey” en Cuba). Una mezcla de estas melazas, levadura y el agua más pura se deja fermentando durante varios días. La “batición”, nombre que recibe esta mezcla fermentada, se destila en columnas para producir los aguardientes claros y ardientes, promesas del ron que un día llegarán a ser.
Después de la destilación, estos aguardientes pasan por una serie de fases de añejamiento, mezcla y selección hasta convertirse en la “madre” o base del ron. Esta base se mezcla con un destilado fresco de caña de azúcar para crear el “ron fresco”, que a continuación se añeja y se vuelve a mezclar hasta que el maestro ronero considera que ha alcanzado la perfección de una determinada clase de ron. Esta última mezcla se denomina el “toque”. La elección de los barricas es fundamental durante las fases de añejamiento, pues la madera es la que confiere al líquido el color, el aroma y la complejidad. El maestro ronero elige barriles viejos de roble blanco para que el ron respire y barricas de madera más joven por sus propiedades tánicas.
El arte de añejamiento, basado en envejecimientos y mezclas sucesivas, es la escencia del ron Havana Club, siempre con el más absoluto respeto de la tradición cubana. Todos los rones de la gama Havana Club están envejecidos, desde los pálidos más jóvenes hasta los rones añejos y extra añejos: Añejo Blanco, Añejo 3 Años, Añejo Especial, Añejo Reserva, Añejo 7 Años, Selección de Maestros y Máximo Extra Añejo. Sus recetas son secretos celosamente guardados, sólo conocidos por los más antiguos maestros roneros, pero todos ellos ofrecen las mismas características fundamentales que hacen que  sobresalga entre otros rones.
_havana_club_variedades

Havana Club es actualmente el ron cubano más conocido en Cuba y en el resto del mundo, consecuentemente sigue personificando el patrimonio y la supremacía de la tradición ronera cubana.

Basándose en el saber hacer único de sus maestros roneros, Havana Club ha mantenido vivo el arte del añejamiento: el arte de la destilación, el envejecimiento y la mezcla de rones premium. El nombre “Havana Club” encierra la herencia de la tradición ronera de Cuba y el ambiente único de La Habana, capital del país. Havana Club está íntimamente ligado a la cultura cubana; los cubanos se sienten profundamente orgullosos de lo que ha llegado a ser un auténtico símbolo nacional para cuba.

Eterclub quiere rendir un homenaje a tamaña trayectoria ofreciendo una degustación de la vasta familia de rones Havana Club, asi como también invitarlos a experimentar todos los cocktails clasicos a base de ron y los innovadores tragos de autor realizados claro con Havana Club.

IMG-20160726-WA0003

Nota: Este y Todos los jueves, durante la Jazz Jam Session estaremos ofreciendo una carta de rones a un increible precio promocional donde el ron Havana Club será protagonista.

 

 

 

 

 

 

Promocion por tiempo limitado o hasta agotar stock.